El amor, se parece a nosotros…

chess-1155418_1920

Todos estamos dispuestos a decir que pensamos diferente, pero nos cuesta aceptar que una persona piense distinto… y cuanto más afín sea a nuestra personalidad; más frustrante resulta encontrar sus diferencias, quizá por ello las parejas totalmente distintas funcionan por un lapso más largo, porque están dispuestas a aceptar sus diferencias desde el principio; mientras que aquellos que nos sabemos distintos, pecamos de intolerancia ante las diferencias; porque es sumamente difícil aceptar algo “pequeño” sin el riesgo de que se convierta en algo enorme; porque sintonizar es una palabra que nadie quiere mezclar con el amor. Porque todos buscamos que el amor sea fácil y no haya nada por hacer o aprender.

Que el  amor sea magia de compatibilidad, confianza, atracción y afecto. Que sea lo que sus creadores no somos, me pregunto de dónde sacamos esas ideas? Cómo consideramos posible que humanos, seres tan  llenos de defectos, pueden concebir un “amor perfecto”, una relación idílica…

Somos creo yo, capaces de crear relaciones y momentos magníficos. Pero al igual que nosotros, serán fugaces; pero eso no se lleva su realidad, porque lo que sea que muere, un día estuvo vivo. Y lo que sea que está por nacer, muy probablemente tendrá el mismo destino. Pero, sólo por eso habrías preferido no nacer? Imagina que hubieras tenido esa oportunidad, de dejar pasar la vida; habrías seguido de largo y evitado tu chance? Considera que es imperfecta… Pero no olvides que hermosa por instantes; percibe si, que no te llevarás nada, pero mientras existas, lo significará todo. Así básicamente son las relaciones, desde sus más íntimos detalles; cuando inicias un beso, nada más importa; pero cuando este termina, nada es tuyo; los labios ajenos, se quedan dónde están y las sensaciones, sólo pueden hacer eco en el recuerdo; hasta que de a poco desaparecen, porque los besos, como las relaciones, como la vida misma: Son fugaces, pero hermosos; no permiten suvenires más allá de los mentales y aún así; valen todo el tiempo y el esfuerzo que pusiste en ellos.

No creo que las personas que se van, me deban nada; lo que ofrecí no era un intercambio, lo que no recibí, sencillamente fue una razón para ya no seguir adelante y no creo que la otra persona merezca un castigo porque su manera querer era distinta a la mía; porque el punto dónde llegamos, lo alcanzamos juntos y las incapacidades, fueron mutuas. Entiendo eso si, que quién ha estado, me regaló un tiempo que no regresará y eso para mí es un tesoro enorme, mismo que no tenía mejor manera de compensar con la que yo creía era una versión decente de mí. Sin embargo  sé que no fui suficiente, porque de mis diferencias y defectos, surgió también el inicio de la conclusión.

Así pues, creo que el amor difícilmente será lo que pensamos y generalmente, terminará por ser lo que somos, si realmente queremos relaciones distintas y mejores; debemos enfocarnos en ser personas distintas y mejores, que nuestras previas versiones… sin olvidar claro, que muchas relaciones fallan, porque sencillamente no somos compatibles; eso no nos hace malos, sencillamente será complicado ganar un partido de volleyball de playa, juntando a futbolista y una basquetbolista. Es posible, sin duda; pero necesitan compartir objetivos, ser flexibles, pacientes, entrenar juntos por mucho tiempo y querer de hecho, hacerlo juntos.

534 Total Views 1 Views Today

Acerca de Manu

Soy un tipo que trata de aprovechar su tiempo haciendo cosas un poco alejadas de la corriente común de pensamiento y más acercadas al no tan común flujo del sentimiento...

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *